Leyenda enviada por e-mail:

Esta historia es verdadera porque le pasó a mi hermana.

Mi hermana entonces tendría 16 años y mi tia le invitó a pasar unos 15 dias en su casa de sotillo, un pueblecito que hay cerca de Soria.

Bueno pues en la noche de su primer dia en la casa se quedó sola porque mis primas se fueron a dar una vuelta por ahí con sus novios y mis tios se fueron de marcha con lo cual mi hermana se quedó sola a cenar con un perro de mi tia era un boxer.

Mientras mi hermana cenaba oyó como la puerta de la buhardilla se abría y se cerraba de un portazo y seguidamente bajaba por las escaleras alguien. Se oían como si fuesen tacones. Entonces el perro levantó las orejas y empezó a ladrar. Mi hermana asustada corriendo cogió las llaves (porque se encerró con llave) y abrió la puerta y salió a la calle.

De repente pasó mi prima delante de la casa y le preguntó a mi hermana que hacía en la calle. Como mi prima no creia en esas cosas, mi hermana le dijo que estaba tomando el fresco...

En esa casa todos los dias se oyen pasos y gritos de gente que vivia antes ahí...